Una nota sobre el argumento jurídico contra el encaje fraccionario