Fundación Bases


Programa Online 2017
de Economía y Ciencias Sociales

Más Información
 
Videos
Seguinos en:

Fundación Bases en Facebook Fundación Bases en Twitter
Youtube
Amigos de la Sociedad Abierta en Facebook

Paraguay: El Afán Reeleccionista Causa Represión, Incendios y Muerte Imprimir E-Mail


Por Dalva Servín
(para la Fundación Internacional Bases)
 
Los sucesos acontecidos en los últimos días en la República del Paraguay, sucesos que hicieron temblar a sus tan frágiles instituciones y llevaron al extremo hartazgo de la masa pensante de ese país chiquito del que nadie sabe, pueden ser entendidos como ejemplos para probar la tesis del “El Engaño Populista” (escrito por Gloria Álvarez y Axel Kaiser).
 
El presidente Horacio Manuel Cartes Jara, al estilo de un caudillo de épocas criollas, con un castellano mal masticado y riqueza de dudoso procedimiento, lleva comprando consciencias desde el año 2010. Con decir que compró hasta la consciencia de mis tías, lo aman, aun no teniendo la guapura de un galán de telenovelas.
 
Empezó inscribiéndose al padrón del Partido Colorado la Asociación Nacional Republicana, (un sector que está actuando indudablemente de manera no Republicana), el partido pilar de la dictadura más sangrienta y extensa de América del Sur. Compró tantas conciencias como pudo, hasta el punto de transformar el estatuto de semejante partido y poder candidatearse con miras a la presidencia de la Republica. Y así el desgraciado lo logró.
 
Subió a la presidencia de la Republica, afirmando contundentemente no tener afán de siquiera negociar una reelección. Se lo ha visto en CNN negar absolutamente cualquier interés de prolongar su estadía en el poder. Hasta juró por Dios e incluso dijo que la ciudadanía esta hastiada y cansada de mencionarlo una y otra vez, remontándonos a las épocas del expresidente Nicanor Duarte Frutos.
 
Vendió al país como la “señorita bonita de Sudamérica” e invitaba a que vinieran a “usar y abusar del Paraguay”. Así, se construyeron viaductos y carreteras para comprar con ellos a la ciudadanía, endeudando al erario público hasta el cogote, comprando sus propios medios de comunicación para publicar lo contrario.
 
Pero como la derecha y la izquierda se encuentran al final del camino, y esto es nada más para probar que Ayn Rand tenía razón, el ser humano y su naturaleza van siempre en busca de sus propios intereses. El problema es que el virus del estatismo busca abusar de las arcas del estado. Para ello se vale de privilegios para saciar sus propios intereses a costa del tan mal llamado “contribuyente”.
 
Pero no nos olvidemos, este intento de enmienda no sería posible sin la caradurez de los simpatizantes del ex-presidente, ex-Obispo “terror de faldas adolescentes” Fernando Armindo Lugo. Simpatizantes de este encantador de serpientes al más puro estilo Chavista, que prometía las mieles del “socialismo del siglo XXI”.
 
En la constituyente del año 1992, la Constitución Nacional de la República del Paraguay fijó claramente la figura de la Presidencia y Vice-Presidencia, en su artículo 229 en donde el periodo Presidencial es de 5 años IMPRORROGABLES. Como dijo el Doctor Benjamín Fernández Bogado, “lo aseguraron con doble llave”. Porque, además del artículo 290 que menciona la no reelección, el artículo 121 prohíbe claramente el referéndum sobre temas electorales.
 
Sin embargo, hoy vemos que el Congreso ha sido parcialmente incendiado por un sector reducido y vandálico de los manifestantes inducidos por el hartazgo, a la par en que los simpatizantes de HC, con fuegos artificiales habilitaban el nuevo superviaducto. Un fuego que los Bomberos Voluntarios apagaron sin muchas ganas. Quizás tenga que ver el hecho de que este Congreso se autoasignara tres aguinaldos al mismo tiempo que recortaba el presupuesto a estos nobles servidores.
 
Mientras tanto, la policía con su montada, tanques, cascos azules, cachiporras y balines de goma, dispersó a la multitud que protestaba. También se llevó consigo a algunos manifestantes y hasta a transeúntes que estaban en las inmediaciones del lugar, que no teniendo nada que ver fueron secuestrados. La policía se llevó teléfonos móviles y sumas de dinero. Fueron 39 heridos y 211 detenidos, golpeados, abusados, privados de su libertad.
 
El peor de los sucesos, en las inmediaciones del Partido Liberal Radical Autentico (PLRA), fue perpetrado por efectivos de la policía. Estos entraron a amedrentar sin una orden judicial y dispararon a quemarropa a gente desarmada. Un Joven que vino desde el interior del país, el presidente de la Juventud Liberal de la ciudad de La Colmena, Rodrigo Quintana de 25 años, murió a causa de los disparos. Rodrigo dejó huérfana a una niña de 8 años, de nombre Sol, igual que la hija mimada del Presidente.
 
Tanto Cartes como Lugo, ambos responsables de esta estafa al ciudadano paraguayo realizaron declaraciones de manera simultánea, con la misma táctica del populismo descrito por “El Engaño Populista”: culpando a la prensa que incentivaba a la ciudadanía a ejercer su legitimo derecho a manifestarse, a los dueños de medios, a la oposición, incluso a la ciudadanía y por poco al imperialismo yankee, de la manera más infantil y torpe, pero nunca, nunca jamás, admitiendo sus propios errores, sin desistir del afán reeleccionista.
 
Benditas sean las redes sociales, los memes, el twitter, las transmisiones en vivo, el periodismo independiente y los circuitos cerrados de televisión. El paraguayo promedio, el que defiende el sentido común, el que entiende el valor de la vida y la propiedad privada, llamándose a manifestarse nuevamente, de manera pacífica, transmitiendo en vivo desde sus teléfonos inteligentes. Las pequeñas y medianas empresas que utilizando su derecho de asociarse y disociarse, están negando el servicio a Cartes, Lugo y a los 25 legisladores que crearon la sesión paralela para dar una vía inconstitucional a la enmienda, el pasado viernes 31 de abril. Además de boicotear a las empresas del grupo Cartes, eligiendo libremente no consumir ningún producto que estas produzcan.
 
La tecnología efectivamente está dándonos una herramienta enorme, un poder grandioso a cada uno de los individuos que denuncian las atrocidades cometidas por el monopolio de la fuerza comandado por este personaje cuasi Napoleónico de monólogos con telepromter y las consciencias que compró, con nostalgias del más puro terrorismo de Estado Stronista.
 
< Anterior   Siguiente >
Multimedia - Fundación Bases

Slideshow
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
Fundación Bases - Todos los derechos reservados