Fundación Bases


Firmá Nuestra
Campa
ña Contra
Los Monumentos al Ché Guevara

Click Aquí Para Firmar
 
Videos
Seguinos en:

Fundación Bases en Facebook Fundación Bases en Twitter
Youtube
Amigos de la Sociedad Abierta en Facebook

żHay oposición en Santa Fe? Imprimir E-Mail

Por Federico N. Fernández
Fundación Bases

En tanto que, en nuestra provincia, competirán el 28 de junio agrupaciones que formalmente no pertenecen al oficialismo nacional, la respuesta a nuestra pregunta parece obvia. Es indudable además que el agrupamiento de PS, UCR y CC, en conjunto o por separado, presentará al menos una candidatura presidencial en 2011. Es más, con algo de laxitud, hasta al bloque “Santa Fe Federal” se lo puede considerar como opositor –aunque es cierto que el reutemismo destila cierto tufillo pan-peronista que lo aleja de las huestes opositoras.

En cualquier caso, parecería claro que nuestra provincia cuenta con una alternativa al gobierno de turno y la existencia de la oposición es innegable.

Sin embargo, el criterio esbozado arriba, establece una condición necesaria para la existencia de una oposición pero, tal vez, no suficiente. Una forma complementaria de evaluar la existencia de una oposición podría tener más que ver con las diferencias que separan al oficialismo de las demás expresiones políticas. Tomar uno o más ejes centrales de políticas públicas e intentar ubicar al oficialismo y la oposición respecto de ellos. Así,  deberíamos suponer que en uno o más puntos importantes, oficialismo y oposición sostienen posiciones antagónicas.

Tras seis años de gobierno kirchnerista, plagados de estatizaciones, impuestos violatorios y confiscaciones salvajes, naturalmente podemos elegir como eje de comparación la cuestión de la propiedad privada. Siendo que el gobierno, a las claras, se ubica en una postura anti-mercado, los opositores, para ser tales en este respecto, deberían favorecer la iniciativa privada y el respeto de los derechos individuales. Preocupante resulta entonces que, pasadas por este tamiz, las distintas opciones opositoras poco tienen para mostrar distinto del oficialismo. Veamos:

El socialismo, sobre todo durante las intendencias de Hermes Binner, ha hecho de la aversión por la inversión privada un estandarte. Como intendente, Binner “blindó” a la ciudad frente a las inversiones privadas, sintiendo un desprecio enorme por lo que no fuera estatal y faraónico. Por esto, no sorprende que al estallar el conflicto del campo, un ministro provincial afirmara que el único problema de las retenciones es que las mismas no se coparticipaban. Tampoco debe sorprender entonces que nuestro gobernador haya sido uno de los primeros en aceptar las dádivas que el gobierno central distribuye con lo recaudado por retenciones.

Por su parte, el senador Reutemann tampoco descolla en este aspecto. Su historial en la Cámara Alta muestra una casi completa sumisión al kirchnerismo. La única excepción, por todos sabida, es su negativa a votar la resolución “125”. No obstante, poco tiempo después, Reutemann –al igual que su par Giustiniani- votó a favor de la estatización de las AFJP.

Más allá que el régimen de capitalización fuera por demás perfectible, no hay que olvidar que las cuentas que manejaba eran individuales, personales y provenían del esfuerzo de cada uno de los aportantes. Las AFJP eran meras “administradoras” de fondos, por lo que su nacionalización equivale a una confiscación tan flagrante como la del “corralito” bancario de 2001-2002. Justificar su nacionalización, como se hizo, esgrimiendo una supuesta labor deficiente de las AFJP es casi tan descabellado como estatizar un edificio sólo porque su administrador no hace cambiar las lamparitas.

Como conclusión podemos decir que, desde el punto de vista de la defensa de la propiedad, las diferencias entre nuestras “opciones” electorales se diluyen. Pese a la privilegiada posición socio-económica que Santa Fe detenta comparada con otras partes del país, la provincia sigue siendo tan incapaz como el conurbano bonaerense para dotarse de una representación política ajena a las prácticas populistas imperantes. Sólo la desinformación o el autoengaño podrán hacernos creer que el 28 tendremos oportunidad de elegir una alternativa distinta o superadora.

 
< Anterior   Siguiente >
Multimedia - Fundación Bases

Slideshow
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
  • Fundación Bases
Fundación Bases - Todos los derechos reservados